ha sido añadido a su cesta correctamente.

Unos días de descanso. Brisa fresca…

Apenas han sido dos días y medio de brisa del mar para recargarnos de energía. Esas han sido nuestras mini-vacaciones esta S.S. Una escapada rápida a una playa pasada por agua donde nos esperaban buenos amigos, grandes dosis de paella con saborcito a mar, la última temporada completa de Friends y la risa arrebatadora de una niña llamada Violeta.
 
Con la temporada 2011 arrancando, miro al futuro inmediato y pienso en Junio o Julio y en el pico máximo de la Wedding´s Season, (como la bautizó Janet) y me parece casi lejana, aunque la realidad es otra bien diferente. Después de Mayo todo se precipita y de repente nos vemos inmersos en una y otra boda, asistimos a todos vuestros “Si, Quiero” y los meses de verano pasan tan rápido para nosotros…
Estos días he sentido cierta nostalgia de los que aún no han llegado pero sé que pasará. 
 
En el coche, de camino a las mini-vacaciones hablaba por teléfono con una de nuestras novias que me decía que estábamos a poco más de un mes de su boda. Y me recordaba cuando nos conocimos hace más de un año y lo lejano que quedaba ya aquel momento. Cómo no os voy a coger cariño… Nos sentimos totalmente privilegiados por poder vivir a vuestro lado tantos meses de preparativos. Un wedding planner puede presumir de ser el profesional más involucrado en la organización y preparación de una boda. Eso nos da una proximidad a vosotros llena de sentimientos. La confianza, la química, la emoción de saber que trabajamos por hacer de vuestro día el mejor… No somos una contratación de servicios, somos los cómplices de vuestro sueño.
 
De camino también recibía un mensaje de otra de nuestras novias, deseándonos que las mini-vacaciones nos sirviesen para descansar; me decía que no me preocupase, que a mi vuelta el mundo seguiría tal y como lo había dejado, lleno de novias tan ilusionadas como ella. Pero no hemos desconectado demasiado de nuestro trabajo. Os llevamos siempre en la maleta, sois parte de nuestro equipaje.
 
Esta mañana paseábamos Jose y yo por la orilla de la playa. Hoy por fín la lluvia daba una tregua y con los vaqueros remangados hemos podido pisar las olas. El paseo se ha convertido en un briefing matinal, hemos acabado repasando cada una de las bodas del 2011, avanzando ideas, repasando planning, hablando de nuestros planes de futuro para Cuentos. Y he sentido que todo aquello era una metáfora. Caminaba de la mano de mi marido, de mi socio, haciendo que avance lo que hemos construido juntos. Igual que vosotros, nuestros Cuentinovios. Vosotros camináis juntos, vais de la mano construyendo un proyecto común. Y a vuestro lado, nosotros. En el mismo barco, viendo el mismo horizonte en el mar. 
Así que a pesar de los buenos deseos de nuestra novia, este finde ha tenido sabor a boda. Hasta viendo de una sentada la última temporada de Friends, llegamos al capítulo en el que Mónica se convierte en la wedding planner de la boda de Phoebe, convertiendo en una pequeña dictadura la organización de la misma. Nos reímos con la escena, pero casi hasta me preocupé… Por Dios!, que nadie piense que somos así en la vida real!  
Y solo esto quería contaros hoy. Vuelvo de nuestro viaje con una nueva fan, mini fan más concretamente; enamorada de los lazos fucsias de la boda de Carla, de mi gloss, de mis gafas rojas y de lo que rodea al mundo de Cuentos. Que para una niña, debe ser lo más parecido a un cuento de verdad…
 
Escribo de camino a casa, ya casi llegando a nuestra ciudad, siento que este breve descanso ha servido para recargarnos de energía. La ilusión con la que vivís vuestra boda tiene una carga energética similar a la que nos mueve a nosotros para hacer vuestras bodas de cuento. 
Y además del sol, el rumor de las olas, las cervecitas en las terrazas, descubrir rincones con la Canon, las espectaculares paellas, los desayunos con croasanes recién hechos, los helados de chocolate (y de fresa, de leche merengada, de piña, de cookies, de …), los capítulos de Friends, las risas y los paseos por la playa hay algo que nos encanta y nos hace super felices: Compartir días como estos con nuestros amigos, los nuevos y los de siempre… (Gracias por los buenos ratos, chicos! Esperamos repetir este verano, esta vez con Claudia también!!)
 
Y estas son las imagénes de la brisa fresca que nos ha acariciado estos días de fiesta… Quién dijo que la lluvia estropea las vacaciones? 
 
 
 
 

2 Comentarios

Deja una Respuesta

error: ¡¡El contenido está protegido!!