ha sido añadido a su cesta correctamente.

Una boda con aire de campo (en la ciudad) #cuentibodas

Por | Cuentibodas | 10 Comentarios
Como organizadores de bodas en Zaragoza nos encanta diseñar bodas en nuestra ciudad, pero cuando unos cuentinovios nos proponen trabajar en el campo disfrutamos como enanos. A veces nos pasa que no podemos darle forma a las bodas del modo que nos gustaría. Hay cosas que en tu cabeza suenan genial, pero al trasladarlas a la realidad son demasiado complicadas. Rosa y Diego, de Zaragoza, querían casarse en el campo, en una pradera, y que su boda fuese una fiesta. Cero protocolos, todo naturalidad. Y comer paella y tortilla de patatas. Que sus invitados bailasen descalzos en la hierba. Pero no pudo ser. Buscamos y encontramos el lugar ideal, pero implicaba un viaje demasiado latoso. Así que planteamos un plan B dentro de la ciudad. Y los llevamos a uno de nuestros lugares favoritos: El restaurante de Bokado, en el edificio del Acuario en Zaragoza. Una enorme terraza, lagos artificiales y la noche como telón de fondo.
El sitio perfecto. Pero nos quedábamos sin ese campo que ellos querían. Por eso Rosa me pidió que su boda no dejase de tener ese toque campestre, aunque se casasen en medio de la ciudad.
No sé si lo recordaréis, pero hace un año os hablé aquí de la futura boda de una amiga mía. Ella es LA NOVIA de este post!!. Su boda ha sido este sábado, hace sólo dos días, así que aún estamos en Cuentos con esa dulce sensación de resaca de boda bonita. Adoro a esta pareja y su boda era algo que me ilusionaba mucho.
Viví con Rose los preparativos en su suite del Híberus. Me emocioné cuando llegué al hotel con el ramo que Marta de Mayula me preparó para regalarle a Rose. Girasoles en homenaje a Olga, una de las mejores amigas de Rosa,  para tenerla cerquita el día de su boda, aunque ya no esté aquí.
La suite de la novia durante un rato se convirtió en el camarote de los hermanos Marx.
Mi querida Ana Bruned, que nos maquilló a las dos, fue testigo de ello. Jesús López, el diseñador del vestido de Rose y amigo personal de los novios, nos hizo partirnos de risa durante todo el tiempo. Y Rosa tranquila como no he visto nunca a una novia.
Fui con ella en su coche hasta la ceremonia y me encantó poder compartir esos últimos instantes con ella. Me parecía increíble que se fuese a casar…
Por la mañana, el cuentiequipo curró de lo lindo (y sudó! Vaya día de solazo!!) decorando la terraza para transformarla en ese espacio especial que Rosa quería. Palets, macetas y botes con girasoles, cajas de madera, baúles, cajas de fruta… Hasta Claudia nos ayudó limpiando los palets de la deco!.

Una barra de limonada y otra de cerveza fresquita recibían a los invitados.

Y para presentar todos los regalitos que habíamos preparado para los invitados, montamos una especie de puestecitos con todo listo para hacer un Take Away: Coge tu bolsa (cosidas por la madre de Rose) y guarda en ella los regalitos de la boda; un jabón francés, bálsamo de labios de Olivia Soaps, y una botella de vino de Aragón. Y para el baile, Dancing Alpargatas y Fun Glasses para posar en el photobooth.
La ceremonia fue sencilla y breve. Prometieron ser compañeros de vida, usaron esas palabras porque a Diego le daba alergia el formato habitual de las ceremonias pomposas. Así que solo esa promesa y un beso lleno de emoción. Las palabras de agradecimiento de Rosa a su familia y a Diego, por aparecer en su vida. Y lágrimas. Y besos. Y risas. Un maestro de ceremonias con corbata de cuadros y zapatillas rojas. Un novio con alpargatas y una novia con las uñas color coral. Y un Sí, Quiero que se llevó hasta el infinito el cierzo de esta ciudad.
Todo esto y algo más de cómo fue esta boda lo podéis ver en estas fotos que hicimos nosotros mismos con estas manitas, así que no seáis muy críticos con el resultado, que las hicimos con cariño pero sin saber hacer fotos.

Me quedo con varias cosas de esta boda:

*Poder trabajar rodeados de amigos; sigue siendo un privilegio para nosotros hacer nuestras cuentibodas con empresas y personas tan profesionales como grandes amigos.

*Con la sensación de ver feliz a una amiga, ella que era antibodas (puntualizo, anti bodas en serie) y ayudarle a ella y a Diego a hacer posible la boda que querían.

*Ver a Claudia bailando con zapatos de tacón. Mientras las chicas los cambiábamos por las dancing alpargatas ella subida a mis zapatos bailando con Jose. (De repente tengo una hija pre-adolescente y no encuentro el manual de instrucciones, socorro!!)
*A las carcajadas en el photobooth y a esas fotos prohibidas.
*A vivir en primera persona y como invitada la sensación de que una boda es una fiesta, la fiesta del amor, como la llamaba Rosa, y a sentir de nuevo que las bodas diferentes, divertidas, y con personalidad propia son posibles. Sólo tienes que querer que sea así. Puedes hacerlo. Aquí está la prueba.
Hoy me hace especial ilusión decir… Vivan los novios!! Yeahhh!!
Una boda con aire de campo en Zaragoza
Una boda original
Organizadores de bodas originales en Zaragoza
Organizadores de bodas con aire campestre en Zaragoza
Bodas originales en Zaragoza
Boda handmade en Zaragoza
Jabones de detalles de boda en Zaragoza
boda de campo en Zaragoza
bálsamos labiales en Zaragoza
alpargatas para boda en Zaragoza
Candybar en Zaragoza
Candybar con donuts en Zaragoza
Bodas divertidas en Zaragoza
NOTA: LAS FOTOS DE ESTE POST SON DE NUESTRA PROPIEDAD. SÉ AMABLE Y NO LAS USES SIN NUESTRO PERMISO. GRACIAS!

La boda de Isa & Aaron contada por ella, una #cuentinovia

Por | Cuentibodas | 8 Comentarios
Es increible cómo pasa el tiempo. Ni te enteras y de repente hace un año. Un año desde esta boda. Esta debe ser la sensación que debió tener ayer Isa al despertarse. Y habrá sido seguro un día muy especial. Despertarse con Aaron al lado, sus dos perros cerca y echarse mano a su tripita y sentir a Vega. Isa está embarazada. Y creo que fuí una de las primeras personas al saberlo. Hablamos por teléfono, como siempre, un rato bien largo. Recuerdo que ese día estuve sonriendo sin parar, me hizo mucha, mucha ilusión.
Hace mucho tiempo, Isa me mandó una carta contándome qué había significado para ella tener unos wedding planners en su boda. El punto de vista de los novios es muy valioso para nosotros, evidentemente. Y yo, que soy esa que promete que hará posts de todo y luego no le da la vida para hacerlo, le prometí que un día escribiría un post acerca de ésto, pero no lo hice. Así que hoy, que justo ayer fue su primer aniversario de bodas, he creido que era el momento perfecto para rescatar las preciosas fotos de ese día, de Silver Moon, y esa carta que Isa me escribió y que aún ahora, tanto tiempo después, me emociona leerla.
Gracias Isa por tu cariño y por todo lo que hemos compartido, y a Aaron por ser tan auténtico y genuino, eres un tipo especial. Y feliz aniversario, chicos!! El próximo será con Vega revoloteando por ahí. Eso se merecerá otra barbacoa en vuestra casa, con Kaos y Aisha*, y con Claudia jugando con la pequeña Vega :))
*(Kaos y Aysha son los perros de Isa y Aarón, sus niños!!, que fueron también protagonistas el día de su boda. Aarón es adiestrador, encontraréis su trabajo en la web de Factor Amigo. Él se encargo personalmente de enseñar a Kaos a entregar los anillos en la ceremonia. Bien por Kaos! A pesar de los nervios, lo clavó.)
Y ahí va la carta de Isa, palabra de #cuentinovia:
“Mucha gente de mi alrededor me ha preguntado, antes y después, de la boda que porqué había contratado a unos wedding planners. He oído durante meses que era un capricho, que teníamos mucho tiempo para organizar la boda nosotros, que no entendían que quisiese el día de la boda tener detrás a una persona desconocida… Después de la boda esas opiniones cambiaron. Gran parte de los invitados me dieron la enhorabuena por la organización de ese día, por la decoración tan original de la boda que habíamos tenido gracias a Wendy y Jose, y todos alababan su profesionalidad. 
Y sí, comparto con todos ellos su opinión, pero la experiencia que yo he vivido teniendo una wedding planner en mi boda, es mucho más que eso.

Aclararemos que lo que nos lanzó a buscar un servicio así fue que soy una persona muy “cuadriculada”, me gusta tener todo bajo control y ese día nada tenía que salir de otra forma que yo no hubiese pensado. 

Casi dos años antes de la boda, les escribimos y concertamos una cita. No recuerdo con exactitud el día pero sí el lugar y el frío que hacía en esta ciudad. Y no olvidaré nunca las ganas, la ilusión y el entusiasmo que Wendy nos transmitía al hablar de las bodas. Ese día empezó a crearse entre nosotras un nexo de unión, porque esa ilusión, ese entusiasmo en su trabajo llegó a contagiar al que entonces era aún mi novio, ahora ya marido. Algo así, seguro que merecía la pena!
Fue una reunión larga, por supuesto, con Wendy nunca puedes hablar menos de un par de horas, ¡es imposible! Jajaja!! Acabamos esa reunión súper satisfechos y convencidos de que iba a ser nuestra wedding planner.

A partir de ese día, cruzamos tantos mails… En ellos hablábamos de mil temas relacionados con la boda pero también comenzaron a surgir conversaciones que no tenían que ver con la boda. Intereses comunes, situaciones del día a día, confesiones personales, y hasta quedamos para ver juntas (y con Claudia) alguna peli en el cine de estas frikis que nos gustan a las dos (Las dos adoramos a Tim Burton!)

De los preparativos de la boda recuerdo de forma especial la búsqueda del vestido. No voy a entrar en detalles porque ya que sabemos lo que ésto significa para una novia. Sólo diré que recuerdo como si fuese ayer la carita de emoción de Wendy al verme con el que sería mi vestido. Entendí mis lágrimas, las de mi madre y las de mi cuñada pero ver esa sonrisa de Wen y oírla decir “Se me han puesto los pelos de punta”… No sé, ella comenzaba a significar mucho para mi. Era importante e imprescindible que estuviese en momentos así a mi lado.

Tengo momentos muy especiales en mi memoria; la primera visita a su oficina y ver ese cielo lleno de nubes que tienen por techo, el día que quedamos en nuestra casa para elegir a nuestro videógrafo, la feria de novios en la que dedicamos el 99% de la visita a hablar con ellos (y a agachar las orejas por la bronca que me echaste por no cuidarme mi mano recién operada ;-D), la sufrida búsqueda de los zapatos de novia, nuevas pruebas de vestido en las que Wendy procuraba la perfección de los arreglos, aquella barbacoa en casa hablando de la deco, ensayando cómo nuestro perro Kaos iba a llevar los anillos…

Siempre que hubo cualquier contratiempo o problema se pudo solucionar gracias a ella. Siempre me recordaba que todo tiene solución. Y es cierto…

El día de la boda fue la primera en estar en casa y ¡cuánto lo agradecí!. Me transmitió paz y tranquilidad. Estaba emocionada y feliz, tanto como yo, de que ese día hubiese llegado pero sin dejar de trabajar ni un solo segundo. Solo diré que todo salió perfecto. Fue nuestra boda, tal como la queríamos y ellos hicieron posible que tuviese ese toque personal.

De ese día me quedo con la mirada de Wendy cuándo baje del coche, la cara de satisfacción de Jose cuándo Kaos nos entregó la alianzas, también lo recuerdo jugando con Aisha, su cara de sorpresa cuándo le pedí unas tijeras para cortar la cola del vestido (me la quería arrancar para poder bailar!!)… Y ver a Jose y Wendy bailando felices y enamorados nuestra canción.  Pero sobre todo, sobre todo, me quedo con este momento; a las 4 de la mañana, al despedirnos y abrazarnos Wendy lloraba porque todo se había acabado.

Depués de todo esto no puedo decir que tener un wedding planner sea un capricho. ¡En absoluto! Si le damos importancia a qué restaurante o catering elegir, qué fotógrafo contratar, al vestido ideal ¿por qué no puede tener un hueco este servicio en una boda? Para mi es tan imprescindible como los demás.

La diferencia es que lo demás ha quedado en un segundo plano, en forma de buenos recuerdos pero ella sigue presente en mi vida porque durante todo este tiempo se había convertido, sin buscarlo ninguna de las dos, en mi confidente, en una de mis amigas.
Jamás hubiese podido imaginar algo así. Me ha entendido siempre, me ha escuchado, me ha reñido, me ha hecho volver a poner los pies en la tierra, ha disfrutado cada momento conmigo, ha sufrido conmigo… Ha sido una gran etapa en mi vida en la que se hizo poco a poco un hueco. Forma parte de mi vida y espero que siga siendo así por muchos años.

Sólo puedo darte las gracias, Wendy. Gracias por tu profesionalidad y por tu gran trabajo, pero sobre todo gracias por ser como eres y gracias por haber formado parte de mi vida.
Para mi eres la wedding planner que dejó de serlo para convertirse en una gran amiga. Love You!”
Y este es el cast de esta #cuentiboda:
Vestido Isa: YolanCris (Desde que Isa vio ese vestido supo que sería su vestido de novia y hubo que remover Roma con Santiago para conseguirlo. Gracias, Yolanda y Cristina!!)
Zapatos: Louboutin (O Isa llevaba unos zapatos azul eléctrico para la boda, o no se casaba. También hubo que buscar un poquito para encontrarlos…)
Make up: Ana Bruned (Un placer tenerte en nuestras bodas, reina)
Decoración floral y ramo: Mayula Flores (Gracias como siempre por hacer equipo con nosotros, chicas! Este ramo fue una de las sensaciones de la temporada, verdad?)
Fotografía: Silver Moon (Compañeros! Gracias por ese repor tan chulo!) *Si queréis ver más de esta boda en su blog haced click aquí
Video: Elite Interactive (Gracias Gus por compartir otra #cuentiboda y venir desde los Madriles!)
Cátering: La Bastilla
Organización y diseño: El cuenti-team 😛
NOTA: TODAS LAS FOTOS DE ESTE POST SON PROPIEDAD DE SILVER MOON Y DE LOS NOVIOS, POR FAVOR, NO LAS USES SIN SU CONSENTIMIENTO. GRACIAS!

4 temporadas de Bodas de Cuento: GRACIAS!!

Por | Wedding Planning | 24 Comentarios
Todo lo que vaya a decir hoy, con la extensión que me caracteriza, se puede resumir en una sola palabra. Gracias. Y aunque puede resumirse así de fácil, creo que esta ocasión merece más detalle.
Nunca antes en mi vida había tenido esta sensación de fugacidad del tiempo, de verdad que hace unos años para mí los meses pasaban más despacio, era diferente. La intensidad de este trabajo hace que sintamos el tiempo de otra forma.
Y resulta que hace unos días echamos la vista atrás y nos dimos cuenta de que ésta es nuestra 4ª temporada.  Uff… Cuando decidimos empezar esta aventura casi ni me atreví a soñar que un día podría decir esto. Pero ha pasado, ha pasado de verdad.
Llevamos cuatro temporadas haciendo bodas. Hemos dado forma a un proyecto, hemos creado una pequeña empresa en tiempos nada fáciles, hemos marcado un antes y un después en nuestra vida como pareja, como familia, como personas. Sentimos que no ha habido un momento mejor en nuestra vida, porque somos realmente felices trabajando en lo que nos apasiona. Y ya no sabría/podría hacer otra cosa…
Y estas cuatro temporadas de bodas han sido posible gracias a vosotros.
Y quienes sois vosotros? Venga, preparados que empiezo!!Todas esas parejas (Los Cuentinovios!!!) que un día decidisteis que queríais contar con nosotros para participar en vuestra boda. Sin vosotros Cuentos no existe. Así que todo el agradecimiento del mundo es poco. Gracias infinitas por creer en nosotros, por confiar a veces tan con los ojos cerrados, por darnos alas para diseñar bodas diferentes, por dejarnos crear, por arriesgaros, por ilusionaros de ese modo que lo hacéis. Por hacerne llorar y reir tantas veces, por querernos, por perdonar nuestros fallos, por dejarnos aprender de ellos. Por permitirnos entrar en vuestras vidas, en vuestra familia, en vuestro mundo, y hacernos partícipes de todo ello. Puedo escribir y escribir y sonaría cada vez más a peloteo. Pero lo que sentimos es agradecimiento en grado superlativo.

Sin amigos tampoco habríamos llegado aquí. Los amigos de siempre, los que creyeron en nosotros desde el minuto cero, esos que hablan a todo el mundo con orgullo de nosotros, de sus amigos los wedding planners. Y los nuevos amigos, los que nos hemos ido encontrando por el camino “bodil”, esos amigos fotógrafos, videógrafos, floristas, responsables de cáterings, restauradores, diseñadores…Esos con los que hemos compartido tantas aventuras, tantas risas, hasta con los que hemos llorado por alguna terrible pérdida, de los que hemos tomado nota de tantos consejos y de los que hemos aprendido tantas cosas. Sin su apoyo tampoco habríamos llegado aquí. Ellos ven el mundo de las bodas de la misma forma que nosotros, y esa sintonía y el buen rollo que hay cuando formamos equipo nos hace contar con ellos para cada cuentiboda sabiendo que nuestros clientes están en las mejores manos. Dejaron de ser proveedores para ser amigos. Ellos nos han recomendado a sus clientes, han creido en nuestra forma de trabajar y para mí lo más valioso, nos han aceptado en esta wedding family y nos han mostrado su respeto. Gracias, gracias a todos. Es una suerte teneros a nuestro lado y poder contar con vosotros boda tras boda, wedding panda!!Y nuestras familias. Si alguna vez no entendieron qué era esto del wedding planning ni si se podían crear y mantener dos puestos de trabajo diseñando bodas, nunca han dejado de creer en nosotros. Porque se tuvieron que acostumbrar a explicar a todos sus amigos y vecinos cuando preguntaban que como andaban Jose y Wendy que “los chicos tienen una empresa de bodas”, que eran wedding planners (Güedin qué??) y que están tan contentos, allá en Zaragoza.
Mi suegro, que es un bendito señor, la de caras raras que le habrán puesto en el pueblo al hombre contando a qué se dedica Jose, jajaja…
Y mi abuela, ella muy preocupada la pobre porque dice que trabajamos mucho, ay qué rica es la yaya!! Volver a casa y sentir el abrazo de nuestra gente nos da mucha fuerza. Gracias a los de Madrid y a los de Barcelona. We love you!!
Y mención especial se merece alguien que está a nuestro lado compartiendo y participando todo lo que ocurre en nuestro cuentimundo; los recorta-pinta-troquela de las manualidades de nuestras bodas, los miles de viajes y paseos para comprar materiales… absolutamente todo, lo bueno y lo malo. Reconozco que más de una vez hemos llegado tarde a recogerla al cole porque estábamos reunidos, que no hemos pasado con ella todo el tiempo que merecía… pero prometo que cada paso que damos es para intentar que su futuro sea mejor. Ella es nuestra hija, Claudia. La requetequeremos. Si no fuese tan adorable, comprensiva y paciente nuestro trabajo no podría ser lo que es. Gracias, Clau.
Tú  si que eres una princesa de cuento :))

A nuestras alumnas. Con la primera persona que nos escribió para pedirnos formación descubrimos una vocación que intuíamos, pero ella nos ayudó a sacarla adelante. Poder enseñar todo lo que hemos aprendido en estos años a personas que tienen nuestra misma ilusión es algo increible. Sus proyectos acaban siendo un poco nuestros, verlas crecer y avanzar es super gratificante y como a JuanCar, nos llena de orgullo y satisfacción. Gracias chicas por elegirnos para aprender a construir vuestro propio negocio.

Aunque siempre nos veáis a nosotros hay un equipo detrás ayudándonos a llevar a cabo vuestras cuentibodas. Nuestras cuentigirls, las fantásticas wedding asisstants que temporada tras temporada colaboran con nosotros. Gracias, chicas, sois las mejores!!

Imposible olvidarme de todos los que nos leéis y seguís en las redes (que con tanta información bodil, tantos blogs, tanto social media que a veces hasta agobia) estáis allí.
Fans, followers… os llame como os llame la red social desde la que nos seguís, sois muchos/as. Para mí sois tantos, que se me pone la piel de gallina solo de pensarlo. Nos mandáis mails y nos contáis que hemos sido inspiración para vuestras bodas, para arrancar vuestro negocio de wedding planner, o quizá escribís solo para decir que os gusta lo que hacemos. Y aunque tardemos a veces en contestar (hay momentos de la temporada realmente intensos, lo sentimos, de veras…), cada uno de vuestros mails se lee con mucho cariño y se intenta responder así también. Porque seguimos sintiendo ese subidón, igual que al principio, cuando un mail nuevo llegaba.
Sin vosotros esto no estaría siendo tan genial. Sois auténticas vitaminas cuando los días son duros, que muchos lo son. Sois un regalo, y veros aquí, día tras día es una alegría y una responsabilidad tremenda. Millones de gracias, de corazón…

Me gustaría nombrar a muchas personas, pero la lista sería taaan grande que no puedo hacerlo.

A todos los que nos queréis, que sepáis que nosotros también os queremos.
Habéis hecho posible que un día, ésta que escribe y éste que está a mi lado, hiciesen realidad el sueño de hacer realidad otro sueño: el de personas que quieren tener una boda especial.

Gracias por estas cuatro temporadas de Bodas de Cuento.

Si nos estás leyendo, de algún modo has contribuido a hacerlas realidad.
(Foto de Victor Lax)

Detalles para invitados handmade: La boda de Belén y Jorge

Por | Cuentibodas, Diseño y Decoración de Bodas | 2 Comentarios
Cuando toca tratar este tema con unos cuentinovios, Jose siempre dice  que es una de las cosas que más difíciles le parecen de las bodas: Elegir un detalle especial, que sea algo original y que no cueste un dineral (hasta rima!)
Reconozco que hay muy pocas cosas para regalar como detalles de invitados que a estas alturas me sorprendan o me gusten. Y cuando no hay nada que te hace “tilín” creo es mejor no regalar nada que gastar el dinero en algo que no te hace ningún tipo de ilusión.
Y si hablamos de regalitos para los invitados, mis favoritos son los hechos en casa. Mermeladas caseras, galletas en cajitas y ese tipo de cosas. Acaba siendo una currada, sí, pero lo hecho en casa y a mano tiene ese toque que tanto me gusta… Todo lo que sea susceptible de ir en una caja, bolsita o bote y al que se le pueda añadir una tela o papel bonito y algo de cuerda o un lazo me encanta. Soy muy básica para estas cosas.
Jorge y Belén estaban en ese punto de “para regalar cualquier cosa no regalamos nada”. Pero se les ocurrió usar algo típico de ésta tierra y lo convertimos en un pequeño paquete.
Regalaron unas rodajas de naranja confitada bañadas en chocolate y cerezas al marrasquino de una marca de Aragón de toda la vida. Para las que no las hayáis probado, os aseguro que esas frutas están buenísimas. (Momento #yoconfieso: preparando estos paquetes cayeron unas cuántas, pero es que son adictivas!!)
Telas de diferentes estampados, unas tijeras dentadas, cuerda y unas tarjetitas que sellamos con el logo  de la boda… y un puñado de las riquísimas rodajas de naranja bañadas en chocolate dentro del paquetito. Como la idea de la boda de Jorge y Belén era darle a todo un toque sencillo y campestre esta opción nos vino genial. Así que corta que te corta, ata que te ata, tuvimos resuelto el dilema de qué regalar a los invitados.
Cuando no quieras complicarte la vida con este tema y si lo tuyo son los regalos sencillos y handmade, toma nota, seguro que aciertas. Porque… a quién no le gustan los dulces??

Blanca y Joaquín. Las invitaciones

Por | Invitaciones de Boda | 7 Comentarios
Hace un año y pico una periodista de Aragón Televisión vino a nuestra oficina a grabar un mini repor sobre bodas. Me pareció una chica encantadora, sonreía sin parar, observaba cada detalle de la cuentiofi con curiosidad y nos comentaba lo gratamente sorprendida que estaba de saber que había empresas como la nuestra que hacían bodas diferentes a lo habitual. Creo que en ese momento se abrió una ventana a un mundo que seguramente ella no conocía aún. Cuando la grabación acabó, al despedirnos, me dijo: “Me ha encantado lo que hacéis. El día que me case os llamaré”.
Pensé que me decía eso por la emoción del momento; a veces pasan esas cosas, a mí, por lo menos me pasan.
No sé concretar cuánto tiempo después, un día yendo Jose y yo en el coche sonó el teléfono. Al contestar me dijeron: “Wendy, soy Blanca, de Aragón Televisión, estuvimos grabando en tu oficina, me recuerdas?” Y sí, yo la recordaba perfectamente. Pensé que nos llamaría para hacer un repor o algo de la tele. Pero me equivocaba. Nos llamaba para decirnos que se casaba. Y que tal como me dijo aquel día, quería contar con nosotros para hacer su boda. Cuando colgué el teléfono no pude dejar de sonreir durante un rato. Me hizo realmente ilusión. Porque aunque nos reunimos con muchas parejas, aunque hablamos con muchas personas que muestran interés por nuestro trabajo, cuando alguien siente ese flechazo por lo que haces y cuenta contigo como ayuda en algo tan importante te da un subidón de buen rollo importante. Trabajar en la boda de una pareja para nosotros sigue siendo un regalo…
Partimos casi desde cero con los preparativos. Y durante todo este tiempo hemos tenido sentados de vez en cuando en el silloncito de la oficina a esa “carita sonriente”, llena de ilusión y ganas, y a Joaquín, la otra parte de esta pareja. Que son tal para cual, os lo aseguro. Y prueba de ello es que su historia se remonta a los tiempos del cole, a los uniformes y las carpetas con fotos de cantantes, a las cartas de amor adolescente, a esa intensidad con la que se vive el amor a esa edad, que parece que no hay mañana si no te das un beso más al despedirte.
De su boda, que es este viernes, no os cuento nada para no desvelar sorpresas. Este post es para enseñaros las invis que les hicimos. En el inspiration board de Blanca había unas invitaciones con una llave antigua. Y me obsesioné con esa idea, me encantaba!! Pero encontrar una llave para cada invitación no fue nada sencillo. Y de repente… Aparecieron. Encontramos el tesorito que buscábamos, doscientas llaves antiguas, con su óxido, sus secretos y todo su encanto. Ya podíamos darle forma a las invitaciones, Eureka!
Usamos un sobre kraft -super sencillo- con una blondita con el sello con sus nombres en marrón.
En el interior, tres hojas a juego con la información y detalles de la boda y atándolas con puntilla, una tarjetita con el logo de los novios de nuevo. (Sí, cuando me da por hacer stamping me vuelvo loca, lo reconozco…). Colgada de la tarjeta, una llave antigua en cada invitación, cada una diferente. Cada una guardando su secreto. Los invitados de la boda aún les preguntan si tienen que llevar la llavecita a la boda, qué que abren esas llaves, etc… El detalle ha dado mucho de sí.
Y para enseñaros estas invis, me fui una tarde con mi inseparable Claudia y mis trastitos, a hacer estas fotos. Espero que os gusten! Son el avance de una boda que, estoy segura, será muy especial.
Blanca, Joaquín… Nos quedan dos días!! Vivan los novios!!

Cuentiboda Flúor: Las invitaciones de Mariam & Víctor

Por | Invitaciones de Boda | 14 Comentarios
Estamos todas como locas con el flúor desde hace meses. ¿A que sí?
Moda, decoración, publicidad… el fenómeno neón y flúor, rescatado de los 80´s, ha calado hondo en todas partes. Pero… y en las bodas? Desde el año pasado he visto en norteamérica muchos inspiration boards de decoración, muchas invitaciones, shootings… Pero en España no he visto aún una boda diseñada así. Y la verdad, me moría por usar estos colores y este concepto en alguna de nuestras bodas! Flúor y kraft. Un combo con el que tenía ganas de jugar.
El día que les propuse la idea a Mariam y Víctor aluciné con su valentía. Dijeron sí a la primera! Y reconozco que es un concepto muy arriesgado para usar en la deco de una boda.
Desde entonces he estado durante meses soñando con flúor, comprando todo lo que veía de esos colores, diseñando (maquinando más bien…) las diferentes partes de la deco de su boda, y parte importante eran las invitaciones.
Estructuramos la invi dentro de una carpeta kraft, que atamos con cuerda rústica. A la izquierda, la tarjeta  con los datos del fiestón. A la derecha varias piezas: Un RSVP con dos casillas (Vienes a la boda?) y los teléfonos de contacto, una chapita con el logo de los novios (tres pedidos más hemos tenido que hacer después de que los chicos repartieran las invis. Todo el mundo quiere más chapas de la boda de Mariam y Víctor!!), una bolsita con confeti y un sello estampado en tinta blanca que te recuerda que “No te olvides el confeti”. Yo recibo una invitación como ésta y abro la bolsa de confeti y me la echo por encima en plan fiesta. Ole y ole. Vivan las bodas divertidas. No me cansaré de decirlo!!

Para combinar los cuatro colores principales usamos de forma alternativa unas pegatinas de corazón, washi tapes y las etiquetas, también en flúor, que sujetaban las chapas en cada invi, de modo que en unas invitaciones predominase el fucsia, en otras el naranja, en otras el amarillo y en otras el verde.

Montamos un mini set super flúor que nos fotografió Sara Frost. Acabamos la sesión de fotos con los ojos haciéndonos chirivitas, jaja. No sabéis lo que es tener tanto color junto, ha-ha!! Pero mola mucho. Estos colores son super eléctricos, pero a mi personalmente me llenan de energía.
Espero que os guste! Welcome to the fluor wedding 


Ah! La tarta no es atrezzo, es una delicia de The Cupcake Mama, no dejéis de visitar su blog y probar sus ricuras!

Ele & Yiyo, Una cuentiboda en Madrid

Por | Cuentibodas, Diseño y Decoración de Bodas | 5 Comentarios
Llevamos más de 15 bodas hechas esta temporada y no hemos tenido tiempo de enseñaros apenas ninguna.
No hay tiempo para postear cuando preparas una boda tras otra cada finde. Pero Instagram llegó a la vida de los androides y eso me hizo taan feliz… Desde hace unas semanas os cuento cómo son las #cuentibodas en tiempo real. Os enseño los preparativos, casi todos los detalles foto a foto y me he dado cuenta de que con estas fotos hacemos una crónica en imágenes. (Podéis seguir nuestras cuentiaventuras en Instagram aquí o buscarnos como @bodasdecuento )
Así que a partir de ahora, siempre que pueda, os haré una recopilación instagramera de esas fotos y colgároslas en un post, para que podáis ver cómo ha sido cada boda que hagamos. Aunque la calidad de las fotos es mala, son fotos de móvil, pero por lo menos os voy avanzando algo mientras preparamos las fotos oficiales de todas las bodas.
Y la de este pasado finde nos llevó hasta Madrid. Hace algo más de un año recibimos un mail desde Los Ángeles. Una novia nos escribía desde la Universidad de Ucla. Total, que Elena y Yiyo volverían a Madrid en el 2012 tras tres años en USA y querían casarse. Y nos eligieron a nosotros para echarles una mano con todo el lío de la spanish wedding. Y ha sido muy divertido.
Yiyo es un tipo simpático, al que no le gusta ser el centro de atención (mal asunto siendo el novio…) y que quería hacer una fiesta para disfrutar con sus amigos y su gente. Y Ele es una chica encantadora, un amor de niña. Nos entendimos genial desde el minuto cero.
Querían una ceremonia sencilla, en medio del jardín. Era la boda perfecta para hacer un guiño a Usa y a esas bodas de “jardín trasero” y por eso ubicamos la ceremonia bajo dos árboles de la pradera de Casa Mónico.
Y el resto de detalles…. os los cuento con las fotos :))
#Tallercito de preparativos en casa de mis suegros. Mis suegros viven en Madrid. Así que hacer una boda allí es la excusa perfecta para ver a la familia unos días. Lo primero que hice al llegar fue darle un abrazo a mi suegra y rauda y veloz sacar de entre todos los trastitos que llevábamos para la deco estas telas tan monas que había comprado. La finalidad: “engañarla” para que me cosiese una guirnalda (a dos días de la boda, ya me vale…). Y mi suegra, que es un amor, se puso a coser guirnalda bodil, dedal en mano. (#Cuentisuegras que se merecen un monumento). Y luego la pobre me deja comentarios en el blog y no se los publico porque dice cosas como que somos los mejores, que qué bonito todo lo que hacemos… y me da verguencilla que nos diga esas cosas en el blog! Le digo que las madres no pueden comentar esas cosas porque no son objetivas, que lo suyo es amor de madre y hagamos lo que hagamos todo le encanta. Más rica que es ella… Carmen!! Guapaaaa!!
Aunque no sale en la foto, aquí estaba Jose currándose el sitting, colocando tarjeta a tarjeta. Nos encanta hacer así los sittings porque los invitados una vez que ven donde se sientan cogen su tarjeta y se la cuelgan en el bolsillo de la chaqueta del traje, en la corbata… mola que los invitados interactúen con la deco, eso quiere decir que se están divirtiendo. Y vaya exitazo! Ya veis en la segunda foto como quedó el panel justo antes de entrar a cenar…
#Manualidades bodiles. Un libro para polaroids y firmas scrapeado por moi. Me encanta el scrap. Bueno, el cuentiscrap, que es la versión de “No tengo ni idea”. Porque yo no tengo ni idea de técnicas, con el material que tengo pruebo, invento, corto, pego, estampo… El caso es darle a las bodas ese toque de hecho a mano que tanto nos gusta. Aunque le ponga a mi suegra perdida de tinta la mesa de la bodega (asaltamos la planta baja de la casa de mis suegros como cuartel general durante esta boda para terminar los preparativos, vaya la que les liamos a los pobres…)
No se ve muy bien, pero en esta foto estamos Jose y yo inaugurando el libro de firmas, recién polaroizados. Me encantan las polaroids, me trasladan a mi infancia ochentera :)) Y en las bodas dan tanto juego…
#La ceremonia. Para trabajar la deco floral en esta boda contamos con María de Flores en el Columpio. Ha sido encantadora. Trabajamos juntos en la selección de las flores y el montaje de la deco. Estuvimos en su taller el jueves (totalmente enamorada de ese espacio, yo quiero tener un taller así para trabajar todas mis cosas!!) repasando todos los detalles y el sábado montamos los tres el salón y la deco de la ceremonia. Un beso muy grande María, esperamos coincidir pronto contigo en otra boda!
Elegimos enmarcar la ceremonia debajo de dos árboles. Grandes botes de paniculata bordeando el pasillo, señales de madera (pintadas “en casa” y serradas por el gran Joe, mi lovely handyman) y una mesa de ceremonia sencilla, con la guirnalda de mi #cuentisuegra (Oeoeoeoe…) y cajas de madera con flores silvestres.
#La Novia. Ella es Ele. Todo sonrisa. Por la mañana estaba ya totalmente emocionada, y me confesaba por whatsapp que se le saltaban las lágrimas de la emoción. Al llegar a su casa y darle un super abrazo ya noté esa ilusión mezclada con nervios y con una alegría especial que siente toda novia dos horas antes de dar el Sí, Quiero.
El Yolancris de Ele es espectacular. Un vestido diferente, con mucha personalidad, y super cómodo. Le sentaba como un guante. Estaba preciosa. Sus zapatos, unas sandalias nada al uso (Bien, Ele! Ole por las novias originales!). La foto de sus pies asomando por el vestido me encanta.
#El ramo. Elena tiene un gusto un tanto diferente a lo habitual con las flores. No te creas tú que le gusta cualquier flor. Pero estaba encantada con su ramo de novia. La segunda foto es un homenaje, en tono simpático, a mi querido Victor Lax. Ganó un premio por esta foto. Cuando trabajamos juntos siempre me espera a que llegue a casa de la novia para hacer juntos las fotos de algunos de los detalles, en especial la del ramo. Nos gusta buscar marcos diferentes donde fotografiar el ramo. Y la cocina a Vic le gusta especialmente, jeje. Besote, Vic!
#La deco. Para la tarjetería usamos la gráfica de las invis de Ele y Yiyo, que las encargaron en USA. Enmarcamos las minutas igual que los números de mesa, para los centros de mesa botellitas con rafia y flores blancas y amarillas, y velas, muuuchas velas rodeando la zona del banquete. En la primera foto podéis ver el desembarco floral en el salón de Casa Mónico.
Y la pizarra. Desde que empezamos a usarlas hace dos temporadas ya no hay cuentiboda sin pizarra. Me encantan. Ya lo sabes, si alguna vez hacemos tu boda, tendrás que dejarme que coloque una pizarrita, porfaaaa!
#Los protas. En estas dos fotos, aunque borrosas, creo que se puede apreciar la felicidad de ese día. En la primera los novios a punto de entrar en el salón para empezar la cena, con sus padres detrás, sonriendo encantados. (Por favor, fijaos en el padre de Yiyo con su tarjeta del sitting en la solapa, os lo dije!!! Qué grande!) Y en la segunda foto, tomada prestada del Instagram de Jose, el abrazo de Ele cuando les enseñamos en primicia la deco del salón. Ese momento me encanta. Jose lo llama “el momento mágico”. Y algo de magia, para mí, si tiene.
Hasta la próximo post! Besotes!

Cosas bonitas: Una boda sorpresa… para los novios!

Por | Diseño y Decoración de Bodas | 21 Comentarios
Nuestra bandeja de entrada es un lugar donde se reciben cosas muy variadas. Solicitudes de información, propuestas de colaboración, mails de “solo escribo para deciros que me encanta lo que haceis”, información de proveedores, etc… Y de vez en cuando llegan mails que nos hacen sonreir de forma especial, nos emocionan y nos hacen confirmar que merece mucho la pena hacer bodas.
Veréis. En noviembre del año pasado recibimos un mail. Nos escribía Natalia, desde Barcelona. Y esto es lo que nos contaba:
“Imagino que esto que voy a contaros no es lo habitual. El próximo año mis padres cumplen 25 años… como novios. No, no están casados. Es una larga historia, pero el caso es que no están casados. A mi madre le hacía muchísima ilusión casarse aprovechando esta fecha. Celebrar una pequeña fiesta, algo muy familiar y sencillo. Pero en los últimos meses no han pasado una buena racha, y han decidido olvidarse del tema y finalmente no habrá celebración, tan solo se casarán legalmente, pero no habrá invitados, ni banquete, ni fiesta, ni nada más. Mis padres se han sacrificado toda la vida por mí y mis cuatro hermanos, y he decidido que el mejor momento para mostrarles nuestra gratitud es… Regalarles la  boda con la que sueñan y preparar todo para que sea una sorpresa!! Ya sé que suena un poco a locura, pero sé que mis padres serían felices pudiendo compartir su día y su boda con la gente que quieren. Y por eso os escribo, para preguntaros si os apetece “apuntaros” a esta fiesta.”
Nunca nos habían planteado un reto así. Una boda sorpresa!! Eso es la parte divertida, sorprendente, y la verdad, nos resultó muy curioso. Pero lo que nos conquistó fue el cariño con el que Natalia quería preparar esta boda, la admiración y el amor con el que hablaba de sus padres. Era imposible no aceptar este trabajo.
Así que nos unimos a su plan sorpresa, y en ello hemos estado durante este tiempo atrás. Un tiempo en el que he podido compartir con Natalia muchas confidencias, muchos whatsapps y mails llenos de información secreta, jeje. Poco a poco se acerca la fecha. Después de complicaciones y dificultades varias, Natalia ha conseguido cuadrar todo (agendas, trámites, alineamiento de astros, invitados, calendarios lunares y demás historietas) para que el próximo 6 de Julio sus padres se casen  legalmente y puedan celebrar la boda que ellos querrían tener. No os podéis hacer a la idea de lo que ha trabajado y luchado Natalia para conseguir que esta boda sea una realidad. Me quito el sombrero. Sombrero de wedding planner, que yo se bien lo que cuesta preparar y organizar una boda. Y ella ha tirado para adelante carros y carretas.
Ya os podéis imaginar lo difícil que está siendo para ella organizar todo esto sin que sus padres sospechen lo más mínimo.
Ha tenido que inventarse alguna mentirijilla, como cuando les contaron que para el día del padre querían regalarles una sesión de fotoscon toda la familia, en plan recuerdo. Fue la excusa perfecta para que las chicas de Bodalicious les hiciesen un repor que usaremos para una cosita en la boda y con el que hoy os vamos a presentar a los protas de esta boda sorpresa. Me resulta muy curioso poder hablar en este blog, de forma pública, de una boda de la que no saben nada los novios, porque ellos viven ajenos a este mundo bodil nuestro. Jamás entrarían en este blog, ni por casualidad…Ellos no leen blogs ni buscan inspiración en Pinterest ni están como locos preparando los mil detalles que componen una boda. Ellos viven felices pensando que en unas semanas al fin serán marido y mujer de forma legal y no tienen ni idea de lo que les espera!! Imagino la cara de emoción cuando lleguen a Can Traver y vean a todos sus amigos esperándoles, va a ser increiblemente emocionante!! Andrea y Laura (Bodalicious) estarán allí para inmortalizar todo eso y enseñárnoslo más tarde.
Y Natalia…. la imagino llorando sin parar, sacando fuera todos estos nervios y emociones contenidas de estos meses de preparativos. Y a los 5 hermanos unidos por hacer felices a sus padres. En fín, que solo de pensarlo me emociono.
Solo me queda decirle a mi querida Natalia que tiene toda mi admiración por este gesto, que es para mí un honor estar siendo su cómplice bodil y que le deseo a sus padres toda la felicidad del mundo. Y que algún día vayan a conocer Argentina, y bailen tango y se enamoren una y otra vez, como en una luna de miel. Gracias por escribirnos aquel día de Noviembre, Taly. Personas como tú hacen que nuestro trabajo valga, mucho, la pena.
Os presento a Mª Carmen y Jose Antonio, los novios, o como los llaman los amigos, Espi y Garci. Y el resto de la familia: Natalia y sus hermanos.
La próxima vez que veáis fotos de esta familia serán las del día de la boda; una boda sorpresa preparada con todo el amor y admiración de unos hijos. Ole por vosotros, chicos!!

Cuando empieza una boda. Tamara & AJ

Por | Diseño y Decoración de Bodas, Wedding Planning | 3 Comentarios
Han pasado dos años desde que Maku y Miguel nos llevaron con ellos a una playa de Tarragona para ayudarles a hacer su boda. Fue una boda muy especial, que nos unió a ellos y a su familia con un vínculo que se ha mantenido durante todo este tiempo.
Dos de los protas de aquella boda fueron Alberto, hermano de Maku, y Tamara, la novia de Alberto. Alberto condujo la ceremonia de su hermana (recuerdo cuándo les dejamos a Miguel y Maku el guión de la nuestra para que lo usasen como inspiración y cómo me emocioné al revivir de algún modo, en las palabras de Alberto, parte de mi boda).
Tengo muchos recuerdos de ese fin de semana. Recuerdo a Tamara nerviosa pero encantada con su papel de dama de honor. Llevaba un Pronovias fucsia y estaba preciosa. Compartió con Maku momentos muy bonitos mientras ella se vestía de novia. Alberto me dió un buen susto el viernes cuando jugando a fútbol en la playa con los chicos se medio lesionó, suuuusto tremendo!! ¡El maestro de ceremonias no podía lesionarse a un día de la boda!. Recuerdo el miedo de todos por el maldito pronóstico del tiempo, cielos nublados y chubascos. Y al final tuvimos un sol radiante.
Si hago memoria de aquel finde de junio, solo puedo recordarlo con una sonrisa. Y con mucho cariño. La despedida en el hotel el domingo fue memorable; Miguel, Maku y yo abrazados, llorando a moco tendido, jajaja… vaya tres…
El caso es que aquel día de Junio de hace dos años, Alberto y Tamara me dijeron que les hiciese una foto delante del arco que usamos para la ceremonia. Había una luz super bonita, la arena estaba llena del confetti y los pétalos del final de la ceremonia, estábamos todos invadidos por ese subidón que sientes en las bodas donde el amor se puede palpar, todo es genial y piensas una y otra vez: “Me encanta esta boda!!”.
Y después de hacerles esa foto le dije a Alberto: Tienes que pedirle a Tamara que se case contigo! 

Y este sábado, dos años después, eso va a suceder. En el mismo sitio, en la misma playa. Lo digo y casi me parece mentira que haya llegado este momento. Tamara me dijo una vez: “Cuando nos casemos, tú harás nuestra boda.” Y son de esas cosas que pasan de ser graciosas y anecdóticas a ser realmente entrañables. De alguna forma u otra, me siento parte de esta familia. Es la segunda vez que hacemos la boda de dos hermanos en diferentes años, y os aseguro que es una sensación genial.
En estos casi dos años que llevamos trabajando en la boda de Alberto y Tamara han pasado muchas cosas. Diseñamos la deco codo con codo con ellos inspirándonos en sus gustos, (a pesar de que a Alberto le gustan el basket y el surf y a Tamara todo lo “cuqui” y fue un poco complicado al principio encontrar un punto en común pero lo conseguimos!!), les presentamos a Silver Moon para que fuesen los encargados de su repor de boda, hicimos sus invitaciones, encontramos el vestido de Tamara a la primera (qué risas en el probador con las caras de susto que ponía cuando alguno no le gustaba nada…) y un montón más de cosas que han ido pasando en todos estos meses. En fin, que echando la vista atrás me parece que hace un siglo de todo eso. Es la sensación que tienes cuando llevas tanto tiempo trabajando en una boda y de repente llega el día. Sientes que hace mucho que todo empezó y casi empiezas a notar la nostalgia por las reuniones en la oficina en invierno, hablando de la deco de la ceremonia en la playa con jersey de cuello alto. Parece que el verano está tan lejano…
Pero el día B siempre llega. Y una vez más, vamos a tener que concentrarnos en saborear cada instante de ese día, porque será intenso pero fugaz.
La playa nos espera. El sábado haremos una boda preciosa, chicos. Estoy deseando oiros decir en esa cala
“Si, quiero…”

Isa y Kike, nos vamos de boda!

Por | Cuentibodas | Un comentario
El día que conocimos a Isa sonreía sin parar, a pesar de que nos contaba que desde que habían decidido casarse tan solo estaban intentando decidir en qué lugar celebrar la boda y esa decisión ya les estaba costando algún que otro quebradero de cabeza. Acababa de empezar la aventura, y tenían muy claro que querían vivir todo ese proceso sin agobios. Recuerdo a Isabel como una auténtica entusiasta del wedding planning, con qué claridad veía nuestro papel! Durante todo este año que hemos vivido con ellos todos los preparativos no ha dejado de sonreir. Igual que Kike. Un gallego que se vino a Zaragoza por amor. Si es que lo que no consiga una chica…
Y desde Galicia vinieron este fin de semana un montón de amigos para disfrutar con ellos de su boda. Una boda llena de cosas bonitas que fuimos preparando durante muchos meses y que por fin ayer vieron la luz. Me encanta la sensación de subir el telón, de poder mostrar esa mezcla de trabajo, ilusión y secretos.
Y hasta que lleguen las fotos oficiales de Víctor Lax (perdón, fo-ta-zas!) qué mejor que podáis conocerlos con su preboda; ese día que Víctor los subió a un tractor, los paseó por los campos y los hizo esa tarde partirse de risa. Isa taconeando por la carretera y por el campo con el estilazo que la caracteriza. Cómo diría mi querida Paula: Qué mona va siempre esta chica…

Hoy ya están casados y casi a punto de volar a su honey moon. Estoy segura de que la resaca de emociones va a durarles muchos días, porque ayer tuvieron una boda fantástica. Os dejo con esta pareja de guapetones, con su amor y con las geniales fotos de Víctor. Hasta pronto, cuentifriends!!