ha sido añadido a su cesta correctamente.

Para mí lo es. Este, el de wedding planner. Soy consciente que desde afuera solo se ve lo bonito de este trabajo. Lo bonito que es ayudar a los novios en su boda, estar todo el día entre diseños, flores y cupcakes, lo bonitas que quedan las fotos de las decoraciones, lo divertido que es que te inviten a presentaciones y eventos y bla, bla, bla… Eso solo es una visión imparcial e irreal.

Pocos piensan que detrás de todo esto hay un trabajo DURÍSIMO, así, en mayúsculas, una responsabilidad ENORME, también en mayúsculas y una capacidad de sacrificio personal y de AMOR ABSOLUTO y ENTREGA por tu trabajo que no todo el mundo que decide ser wedding planner es capaz de sobrellevar. Para nosotros, que tuvimos claro nuestro objetivo desde que decidimos embarcarnos en esto y convertirnos en emprendedores (leáse: locos-de-la-vida-que-decís-de-organizar-bodas-con-la-que-está-cayendo) hace 4 años, siempre ha merecido la pena. Todo. Lo que hemos perdido en el camino por dedicarnos por completo a este trabajo, lo que hemos dejado de disfrutar de nuestra parcela personal o familiar, lo que hemos sufrido… porque sacar adelante una empresa no es ni fácil ni gratuito. Lo cierto es que para nosotros, en nuestro balance, lo bueno pesa más que lo negativo. Pero sabed, queridas, que detrás de las luces hay muchas sombras, que se ve lo cuqui pero casi nadie quiere ver lo malo o lo difícil. Y creedme, ambas facetas tienen que coexistir, hay que saber lo que cuestan las cosas para valorarlas. Para mí ningún éxito sin esfuerzo ni trabajo es real.

Pero este post lo he escrito para enseñaros algo bonito. Aunque la balanza compensa, hay días malos. O días poco buenos. Y para cuando las cosas se ponen difíciles, para cuando lloro por agotamiento o por otras cosas (soy un poco llorona, bueno no mucho, pero algunas veces lloro; es mi forma de desahogarme y que la paz vuelva a su lugar: llorar o disfrutar del mar, que también me da paz. Pero como vivo en los Monegros, me toca llorar más veces que poder sentarme en la playa, qué le voy a hacer si nací en el Mediterráneo pero vivo lejos de él. Sorry mi adorado Joan Manel por inspirarme cutremente en tu canción), decía que para esos momentos de bajoncete tengo un antídoto, tengo un pequeño tesoro que con solo verlo una vez más vuelvo a sonreír.

Este es mi pequeño tesoro, es un regalo que nos hicieron los chicos de Bodas de Cine y que hasta ahora no habíamos hecho público. El año pasado, justo en Julio, unas horas antes de que Blanca y Joaquin dijesen “Sí, Quiero”, Alberto les preguntó porqué nos habían elegido como sus wedding planners. Si veis el video entenderéis todo el rollamen que os he soltado antes… A la 15ª vez de verlo creo que ya dejé de llorar. Ahora lo veo y ya no lloro como una pava, pero se me sigue colgando una sonrisa de oreja a oreja porque me doy cuenta de que tengo (igual que Marina y Jose) el mejor trabajo del mundo.Gracias Blanca, gracias Jokin; no sabéis cuánto significa este video para mi. Sois AMOR DEL BUENO.

Y gracias, Alberto, por regalarme este tesorito de 1 minuto.

Wendy Vidal, wedding planner

PD: La foto de la portada del post es de Neima Pidal, de la #cuentiboda de Blanca y Joaquin.

17 Comentarios

  • Casi me cae a mi también la lagrimilla… ¡Qué ganas de que sea ya el próximo finde para poder hacer el workshop y poder aprender de todo ese talento!! Si ya sospechaba que quería ser como vosotros, ahora lo tengo claro!!! Muchas felicidades!

  • Noe dice:

    Yo también soy una llorrona y reconozco que se me ha caído la lagrimilla al ver el vídeo.

    Me alegro de que habléis también de la parte no tan bonita que todo trabajo tiene por mucho que te apasione porque es la pura realidad.

    Ser WP es difícil y conlleva responsabilidad, tensiones… y por eso cuando veo una boda de cualquiera de los grandes que tenemos en nuestro país aún me impresiona más lo que conseguís, porque veo detrás, leo entre líneas.

    Y a juzgar por el vídeo, vosotros lo hacéis más que bien!

    En resumen, me ha encantado el post, Wendy!! <3

    • Cuentiequipo dice:

      Muchas gracias, Noe, eres un amor!!! Nos ha encantado eso de que ves por detrás, que lees entre líneas. No es fácil, no… pero es un trabajo maravilloso. Beso grande!!!

  • Carol dice:

    Este video me suenaaaaa… lo vimos en el WS, en Casa Josephine en noviembre’12. Me alegro de que os dediquen unas palabras tan bonitas y sentidas. Es la evidencia de lo haceis bien, very good.

    Enhorabuena chicos 🙂

    • Cuentiequipo dice:

      Siii!! La primera vez que vimos este video fue con vosotras, con las cuentialumnas del 1º workshop. No me lo esperaba, fue toda una sorpresa, y recuerdo cómo lloré emocionada… Para mí (Wendy) esta pieza resume tantas emociones y sentimientos… Beso grande, guapa y gracias por el comment!

  • Aun no he visto el video porque estoy en mi trabajo, pero que sepas que tu articulo me emociona sobremanera, como futura WP que espero ser en cuanto tenga la posibilidad.
    Cuenta conmigo para cuando haga falta algo en Madrid, estoy a tu entera disposición.

  • Neus dice:

    Menudo regalazo a los 3!!! Es verdad que es un trabajo duro y que parece que se ha hecho en tres minutos, poca gente se da cuenta de las horas invertidas y como bien decían mis profesoras de wedding planner: si te dedicas a esto no es por el dinero, es porque lo amas. Tienen toda la razón has de amarlo mucho para poder aguantar el ritmo y ver lo que te estás perdiendo (vacaciones, fiestas familiares, horas en casa, etc) pero yo creo que el éxito de unos buenos wedding planners es el amor y el cariño que ponen en cada boda, como si fuese su boda.

    Gracias Wendy por tus palabras, siempre es un placer leer y aprender de tus artículos .

    Saludos. Neus

    • Cuentiequipo dice:

      Neus! Muchas gracias por tus palabras y tu comment. Sin amar este trabajo es imposible poder realizarlo, el sacrificio es muy grande, pero también es cierto que cuando se hace un buen trabajo el resultado es maravilloso. Un beso grande, cielo!

  • xenia dice:

    Cuando vi el vídeo en la cuentiofi se me saltaron las lagrimillas, debe ser tan gratificante que alguien te dedique unas palabras así! Enhorabuena por vuestro trabajo ( el que nos mostráis y el que hay por detrás de lo bonito )!

  • Janet dice:

    wen qué decirte, yo he llorado, pero es que sé lo que os lo curráis. Yo si me caso algún día, como Blanca, no lo dudo.

  • Ufff! Sin palabras! Como dice Carol recuerdo cuando lo vimos en Casa Josephine y se nos saltó a todas la lagrimilla… Os lo ganáis cada día chicos. Es el resultado del trabajo bien hecho y vosotros lo hacéis muy pero que muy BIEN! A las cuentialumnas nos pasa algo parecido…queremos casarnos con vosotros y que nos forméis, porque sois los mejores!! 😉

  • Recuerdos para bodas dice:

    Qué bonito! El buen trabajo siempre tiene su recompensa. Felicidades!!

  • Eri Verdú dice:

    Sois geniales. No me canso de decir cuánto me arrepiento de no haberos conocido antes de casarme.
    A veces le digo a mi marido si nos volvemos a casar, me encantaría ser una de vuestras cuentinovias.
    Para mis bodas de plata cuento con vosotros!!!!
    Besos y a seguir así. Muaks.

Deja una Respuesta

error: ¡¡El contenido está protegido!!